5/4/18

Reseña: "El salón de baile", Anna Hope

¡Buenas tardes!

¿Será cierto que ya llegó la Primavera? A mi, con este buen tiempo, me apetece salir, pasear, notar la brisa en el rostro y no estar encerrada como están los protagonistas de El salón de baile de Anna Hope.



Nº de páginas: 400 págs.
Encuadernación: Tapa blanda
Editorial: DUOMO EDITORIAL
Lengua: CASTELLANO
ISBN: 9788416634651

⇄⇄⇄⇄⇄⇄⇄⇄⇄⇄

"Una novela sutil y poderosa basada en una historia real.

Altos muros los separan, pero una vez a la semana ellos pueden bailar.

1911. En un hospital psiquiátrico junto a los páramos de Yorkshire, hombres y mujeres, separados por muros y ventanas, se encuentran una noche por semana en un salón de baile magnífico y elegante. Allí, se reúnen para bailar mientras la orquesta interpreta piezas de Strauss. Durante una de estas veladas, Ella y John bailarán, y sus vidas cambiarán para siempre. Porque los más grandes deseos siempre sobreviven, incluso allí donde parece imposible."


Anna Hope nos lleva al interior del manicomio de Sharston donde nos emocionaremos con la vida de sus inquilinos, los "débiles mentales". Conoceremos la historia de Ella Fray y John Mulligan. La de Clem y su pasión por los libros. Conoceremos incluso, la vida de uno de los médicos, el Dr. Muller. Pero, sobre todo, descubrimos una hermosa historia de amor.

Ella Fray es una hilandera a la que arrastran hasta el manicomio simplemente por ansiar la libertad ¿Qué hacer con una mujer que se revela en el trabajo? John Mulligan está deprimido, ha perdido su ilusión por la vida y han decidido por él que su sitio es el manicomio.

¿Y Clem? Se evade en los libros de una realidad que no se ajusta a sus necesidades.

Tres personas, tres destinos, encerrados en un manicomio por no encontrar sitio en la encorsetada sociedad de 1911.

Los pacientes del manicomio, en realidad, no son más que títeres en manos de doctores como el  Dr. Muller, Charles, que cree que la música puede ayudar a los enfermos mentales a salir del letargo, hasta que algo le haga cambiar de opinión.

Cuando leo un buen libro, me apetece hablar de pasajes concretos, explicar mis sensaciones, dar mi opinión sobre situaciones concretas de la novela y de esta novela han sido muchos los momentos en los que he sentido esa necesidad porque hay muchas situaciones que me han dejado huella.

La gran mayoría de los enfermos de la novela no serían, actualmente, tratados como tales. Serían personas normales y corrientes, con vidas normales y corrientes aquejados tan solo de melancolía, tristeza o, como mucho, depresión. Afortunadamente, no estarían encerrados en manicomios. Pero la novela está ambientada en 1911 y las cosas eras muy diferentes. De hecho, hay un pasaje que me llamó mucho la atención:



Si hoy en día se siguiese pensando así (que "haberlos haylos"), os estaría escribiendo esta reseña desde la sala acolchada de algún siniestro manicomio...

El salón de baile es una novela que fluye, que te atrapa sin haber altibajos ni situaciones críticas. Vas leyendo y vas cogiendo cariño a los personajes, vas sufriendo por su situación. Y te entra mucha rabia, mucha, mucha, cuando ves que todo podría haber sido diferente si hubiesen tomado otras decisiones.

De todos los personajes, el que más evoluciona a lo largo de la novela es el Dr. Muller. Es un personaje que da un giro de 180 grados y que es fundamental para el desarrollo de la historia. Sin él, nada tendría sentido.

Como os he dicho, es una novela que fluye, de la que te acuerdas cuando no la estás leyendo porque los personajes parecen tan reales que están junto a ti. Son parte de tu día a día. Es, como bien dice la sinopsis, sutil. Sutil y preciosa.

Hay novelas que se leen y aunque gustan en poco tiempo empiezan a difuminarse en la memoria, pero El Salón de baile, cala hondo: las situaciones, las historias, los personajes, las injusticias, el destino... Todo es tangible y creíble. 



Con ese aire de posible realidad, la historia de los personajes te atrapa y no de deja escapar. Y para abriros el gusanillo os dejo AQUÍ enlace a los primeros capítulos.

Sin duda, una novela que recomiendo muchísimo y que va a tener un lugar destacado en mi estantería.

Besotes y Felices lecturas.