7/11/17

Reseña: "Enséñame a olvidar", Erica M. Chapman

¡Buenas tardes!

Cuando desde Ediciones B me ofrecieron este libro a punto estuve de recharzarlo pero me alegro mucho de haber decidido leerlo. Hoy os traigo mi opinión sobre Enséñame a Olvidar de Erica M. Chapman.



Encuadernación: Tapa blanda
Páginas: 352
Editorial: S.A. EDICIONES B
Lengua: CASTELLANO
ISBN: 9788466662093



"¿Cómo aprender a vivir mientras esperas el día en que has decidido morir?

Ellery lo tiene todo listo. Ha comprado una pistola. Ha preparado su propio entierro. Ha elegido el día y la hora.

Lo único que le falta es morir.

Pero al apretar el gatillo, algo falla. Ellery no está muerta, por mucho que lo desee. En un segundo todos sus planes se desvanecen, y lo único que le queda es un arma defectuosa y veintiocho días por delante: los que quedan hasta el 31 de octubre, la fecha en que volverá a intentar suicidarse.

La intención de Ellery es pasar sus últimos días lo más inadvertida posible y que su muerte no moleste a nadie. Pero Colter Sawyer, quien lleva tiempo observándola, ve en ella algo que le resulta familiar, y no tardará en unir las piezas y dar con su secreto.

Veintiocho oportunidades para seguir con vida, para retomar viejas amistades, para enamorarse.

Veintiocho oportunidades para aprender a olvidar."


Erica M. Chapman nos trae la historia de Ellery, una adolescente que debido a una importante pérdida en su vida ha decidido ponerle fin a todo suicidándose, pero no tiene el éxito que esperaba y decide que el próximo Halloween llevará a cabo el suicidio.

Durante esos 28 días de espera, intentará llevar una vida normal para no despertar sospechas pero no le será fácil. Durante ese tiempo entrarán a formar parte de su vida una serie se personas que le hará plantearse muchas cosas. Entre ellas estará Colter Sawyer, un año mayor que ella y que mostrará desde un principio un gran interés por ella e intentará ayudarla a toda costa.

El motivo por el que no iba a leer esta novela es porque una ya tiene una edad y no me atraía mucho leer una historia sobre y para adolescentes. Además, el hecho del suicidio (y los consiguientes pensamiento depresivos que se asocian) no me atraían, pero decidí salir de mi zona de confort y leerla. Y me alegro mucho.

Es cierto que la novela está orientada a un público adolescente (sus protagonistas no tienen más de 18 años) pero la temática (depresión, culpabilidad, amor, búsqueda del significado de la vida, aceptación...) puede aplicarse perfectamente al público adulto.Cierto que siempre he mantenido a la adolescente de mi interior muy viva (me gustan las películas romanticonas, me encantan las agendas y los cuadernos con colorines y pegatinas, me gustan las canciones de amores incomprendidos...) pero esta novela puede leerla e incluso sentirse identificados los mayores de 18 (y también los de 42 como yo).

Aunque la protagonista tiene sentimientos negativos (normal, quiere suicidarse) no es en absoluto una novela pesimista. Al contrario, es una canto a la vida. Te muestra todo aquello por lo que merece la pena vivir y luchar (y además, aderezado con una tierna historia de amor de esas que al final te hacen soltar un suspiro).

Algunas situaciones pueden parecer un poco forzadas entre los dos protagonistas (¡qué casualidad que él también hace canto!) pero no es ésta una historia de amor sin sentido y empalagosa, sino que nos muestra los peligros de la culpabilidad y de la presión de la sociedad (o la de los propios padres sobre sus hijos: ¡Cuidadín papis, no volquéis sobre vuestros hijos vuestras frustraciones ni intentéis que ellos lleven a cabo vuestros sueños rotos!) y la importancia de confiar en aquellos que nos quieren.

Al finalizar esta novela me vino a la mente una de mis canciones preferidas porque se ajusta perfectamente a mi forma de pensar y en parte también a la novela: "Qué bonita la vida" de Dani Martín.


Así pues, no os cerréis pensando que sois demasiado mayores para leer esta novela porque tengáis la edad que tengáis podréis disfrutar de ella. Y pensad, seas adolescente o adulto, que hay que mirar a la vida de frente y decirle bien fuerte "¡ey, estoy aquí y conmigo no vas a poder".

Vaya, esta novela y la canción de fondo de Dani Martín están haciendo que me ponga filosófica...Antes de la cosa vaya a mayores, os dejo esperando que os animéis a leer Enséñame a Olvidar.

Besotes y Felices Lecturas.