16/10/17

Premio Planeta 2017

¡Buenas tardes!

Supongo que muchos ya lo sabréis, pero anoche se falló el Premio Planeta de este año. El ganador fue Javier Sierra con su novela El Juego Invisible y la finalista Cristina López Barrio con Nieve en Tánger.



Creo que ya os he comentado alguna vez que no soy nada amiga de leer ganadores de premios literarios porque no suelen gustarme esas novelas (está claro que mis gustos son diferentes a los de los jurados de estos premios) pero este verano me lancé a leer el Premio Planeta del año pasado, Todo esto te daré de Dolores Redondo (que por cierto, aún os tengo que traer la reseña) porque me gustó mucho su Trilogía del Batzán, y me encantó.

Como con Dolores Redondo me quité el más gusto que tenía a los ganadores de certámenes literarios estoy segura que en cuanto salga El Juego Invisible a la venta me lanzaré a por él. Además que de Javier Sierra he leído dos de sus novelas (La cena secreta y El ángel perdido) que me gustaron mucho.

De Cristina López Barrio no he leído nada aunque tengo tres de sus novelas (Tierra de Brumas, La casa de los amores imposibles y El cielo en un infierno cabe). De sus novelas siempre he leído buenas críticas así que también me animaré con Nieve en Tánger aunque no me atrae tanto la sinopsis como la de Javier Sierra.

¿De qué trata El Juego Invisible?

En ‘El fuego invisible’, encontramos a un joven profesor de la Universidad de Dublín, de raíces españolas y nieto de un famoso escritor fallecido, que llega a Madrid a pasar unos días y se ve implicado en un misterioso grupo de estudio que sigue el rastro del Santo Grial en los campos de la literatura y el arte. Lo que parece inicialmente una mera investigación científica se verá complicada al ser asesinado uno de los miembros de este grupo. 

¿Y Nieve en Tánger

La protagonista es una ama de casa aburrida que tiene una aventura fugaz con un hombre misterioso en una habitación de hotel. Seguirá su rastro a través de un amuleto que él se dejó, junto a la novela que estaba leyendo. Las indagaciones la llevan a Tánger, donde le sorprenderán las múltiples coincidencias entre la vida del hombre y la reflejada en la novela, lo que plantea un inquietante juego de espejos entre realidad y ficción. 


¿Sois de los que os gustan las novelas ganadoras de certámenes literarios o de los que no?

Besotes y Felices Lecturas