jueves, 18 de agosto de 2016

Federico García Lorca: 80 años sin ti

¡Buenos días!

Hoy hace 80 años uno de nuestros más grandes y universales poetas, Federico García Lorca,  fue fusilado junto a un olivo en la carretera que une las localidades de Víznar y Alfacar por “socialista”, “homosexual” y “masón”.


O al menos eso dicen las fuentes oficiales, porque las malas lenguas del lugar, afirmaban que había sido por rencillas familiares, pues, se cuenta, se dice, que entre la fila de fusiladores estaban dos familiares lejanos del poeta. Sea cual fuere la razón, la verdad más absoluta es que el gran poeta, que aún tenía mucho que darle a las letras españolas, fue fusilado y enterrado en mitad del campo junto con sus desafortunados compañeros de fusilamiento: un profesor y dos banderilleros anarquistas.

Si con 38 años de vida nos dio tan grandes obras de arte ¿qué podría habernos dado si la incultura y el odio no hubiesen acabado con sus huesos enterrados en mitad de la sierra?


EL CRIMEN FUE EN GRANADA: A FEDERICO GARCÍA LORCA 

Se le vio, caminando entre fusiles, 
por una calle larga, 
salir al campo frío, 
aún con estrellas de la madrugada. 
Mataron a Federico 
cuando la luz asomaba. 
El pelotón de verdugos 
no osó mirarle la cara. 
Todos cerraron los ojos; 
rezaron: ¡ni Dios te salva! 
Muerto cayó Federico 
—sangre en la frente y plomo en las entrañas— 
... Que fue en Granada el crimen 
sabed —¡pobre Granada!—, en su Granada.

                                             Antonio Machado

Muchos son los artistas que le recuerdan y homenajean. Sus obras han sido representadas de mil  y una forma: en obras de teatro, con música, en películas... Y yo desde aquí, también quiero recordarlo, homenajearlo a mi manera porque mientras lo recordemos, seguirá vivo.

Reyerta

En la mitad del barranco 
las navajas de Albacete, 
bellas de sangre contraria, 
relucen como los peces. 
Una dura luz de naipe 
recorta en el agrio verde, 
caballos enfurecidos 
y perfiles de jinetes. 
En la copa de un olivo 
lloran dos viejas mujeres. 
El toro de la reyerta 
se sube por las paredes. 
Ángeles negros traían 
pañuelos y agua de nieve. 
Ángeles con grandes alas 
de navajas de Albacete. 
Juan Antonio el de Montilla 
rueda muerto la pendiente, 
su cuerpo lleno de lirios 
y una granada en las sienes. 
Ahora monta cruz de fuego, 
carretera de la muerte. 


El juez, con guardia civil, 
por los olivares viene. 
Sangre resbalada gime 
muda canción de serpiente. 
Señores guardias civiles: 
aquí pasó lo de siempre. 
Han muerto cuatro romanos 
y cinco cartagineses. 


La tarde loca de higueras 
y de rumores calientes 
cae desmayada en los muslos 
heridos de los jinetes. 
Y ángeles negros volaban 
por el aire del poniente. 
Ángeles de largas trenzas 
y corazones de aceite.

                                             Federico García Lorca

4 comentarios:

  1. Un bonito recuerdo. Fíjate si me gusta que mi perrita se llama Lorca. Igual no es muy ortodoxo, pero elegimos el nombre con mucho cariño.
    BESOS!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo importante es que lo hicisteis en su honor y eso es suficiente.

      Besotes

      Eliminar
  2. En fin, aniversario de otro asesinato impune de la triste historia de nuestro país. Una pena que no pudiera seguir aportando su revolución a la literatura.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo. Una verdadera pena.

      Besotes

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...