lunes, 14 de septiembre de 2020

Enganchada a la novela romántica histórica

Llevo una buena temporada un poco romanticona. Quizá porque después de todo lo que estamos pasando este año (el dichoso virus y el accidente de tráfico) estoy un poco bajilla de ánimo y, cuando estoy así, siempre me da por ver películas y series románticas. Pero este año he dado un paso más allá y me he aficionado a la novela romántica, en concreto, a la romántica histórica.

¡La de libros de esa temática que he devorado! Y se leen tan rápido que no suelen durarme más de un par de días.

El año pasado no leí nada del género y en años anteriores, alguna novela de vez cuando leía  ¿una al año? ¿dos como mucho? Pero este año me he aficionado cosa mala. 

¿Qué novelas de romance histórico he leído este año?



Todo comenzó en febrero cuando leí El duque y yo de Julia Quinn, el primero de una saga de 8 libros centrados en la familia Bridgerton. En cada libro se cuenta el romance de uno de los hijos e hijas durante la época de la regencia.


Divertida, romántica y con alguna escena un poco subida de tono, leí la novela en algo más de un día. Fue un buen descanso entre novelas más densas. Le dí cuatro estrellas en Goodreads porque cumplió perfectamente con lo que esperaba de ella. 

Pasé un par de meses sin leer nada del género, disfrutando de mis thrillers y novelas históricas. Hasta que en pleno confinamiento, me acordé de lo que me había gustado la novela y busqué otra romántica histórica.


Cuando el corazón perdona de Ruth M. Lerga forma parte de otra serie, Los tres mosqueteros. Y también en Goodreads le di cuatro estrellas.

De nuevo volví a tener un descanso de romántica histórica, hasta que llegó julio y tras ver por enésima vez la película de Orgullo y Prejuicio, volví a sentirme romanticona y de nuevo caí con una novela del género. Esta vez me leí el primero de una serie de ¡15 libros o más! 




Con Si me lo pide le corazón de Bethany Bells se inicia la serie de Minstrel Valley. Otras cuatro estrellas para esta novela ¡no vamos nada mal!

Sin intercalar ningún otro género, seguido leí Cuando decide el corazón de Elizabeth Bowman. No abandoné el libro hasta que lo terminé.


Lo que hizo, creo, que a esta novela le diera ¡5 estrellas en Goodreads! fueron los enfrentamientos entre los protagonistas. Me gustan los tiras y aflojas, los encuentros y lo desencuentros. Lo sé, es un cliché, pero me encanta.

Un mes más tarde volví a por el género. Y leí la única novela que me ha decepcionado, La locura de lord Fenton de Josi S. Kilpack.


Y para justificaros mi decepción, os copio y pego mi reseña de Goodread: 


"Lamento tener que darle solo dos estrellas a esta novela pero es que el protagonista me ha parecido patético: un petimetre, alcohólico, débil. Un personaje sin fuerza. 

Reconozco que cuando leo este tipo de novelas, me gusta el típico protagonista guapo, con un fuerte carácter y personalidad arrolladora. Y quiero una historia de amor con muchos altibajos, un amor apasionado y con encuentros entre los protagonistas que levanten chispas y enciendan pasiones ¿Qué es muy típico? Pues sí, pero es lo que quiero en estas novelas. 

Encontrar a un protagonista que se vista con un sobrero de plumas, que vaya vestido como un payaso, que hable con voz afeminada, que reconozca que es un alcohólico, que no sabe llevar sus negocios, que lapida la fortuna de su padre (porque él no tiene fortuna propia ni oficio ni beneficio)... pues no, no cubre mis expectativas. 

Que sí, que en ese sentido es una novela original pero ¡no hace falta que el protagonista sea tan lamentable! Y la protagonista... Ella sí es lo que esperaba: fuerte, independiente, con carácter... 

En fin, una pena porque me ha pillado en un momento romanticón que me está dando por leer romántica histórica y esta novela me ha decepcionado."


Y como me dejó tan mal sabor de boca, decidí irme por una autora que estaba casi segura que no me decepcionaría. Volví a leer a Julia Quinn y su saga de los Bridgerton. Desde mediados de agosto hasta ahora ya he leído dos más de la serie:

  


Y ¿sabéis qué estoy leyendo ahora y estoy apunto de terminar? ¡¡Sííí, el cuarto de la serie de Julia Quinn!


Sé que estas novelas están llenas de tópicos y clichés: ellas son siempre vírgenes, temperamentales, guapas y llenas de virtudes y bondades. Ellos son ricos, fuertes, guapísimos, simpáticos, con mucho carácter... Y todas acaban bien. Pero es que es lo que busco cuando las leo. No quiero dramas, no quiero llorar ni que acaben mal. Quiero amor, amor y amor de lo más empalagoso. ¡¡ Y me encanta!!

Y no hay que avergonzarse de que disfrutemos (y mucho) con este tipo de novelas. Son entretenidas, son ligeras y, sí, son previsibles. Pero nos entretienen y nos gustan.

Y ahora voy a terminar Seduciendo a Mr. Bridgerton que me queda ya muy poquito.

Besotes y Felices Lecturas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario ¡Me hará muy feliz saber tu opinión! :)