domingo, 25 de julio de 2021

Reseña: "La puerta roja", Claudia Catalán

Cuando leí la sinopsis de La puerta roja de Claudia Catalán no sabía si iba a enfrentarme a una novela de fantasía o a narrativa. Y aunque, ahora que la he terminado, mi duda se haya resuelto, he de confesar que la novela sigue siendo un gran interrogante para mi.


Nº de páginas: 288
Editorial: Grijalbo
Encuadernación: Rústica con solapas
ISBN: 9788425359903
⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆

«La importante era la puerta Roja. Por allí era por donde entraban todas las historias interesantes. Era la puerta grande. La puerta principal. Era la que mejor recibía y también la que mejor callaba. Porque fue la gran protagonista de entonces, para lo bueno, pero también para lo malo.»

Cuando la puerta Roja bate sus alas, dos mundos se conectan: un mundo en el que los hombres asedian la tierra y se libran guerras fratricidas, y ese otro mundo en el que la mirada de una niña nos descubre qué hay al otro lado de las nubes de tormenta y el estallido de las bombas.

Esta niña, que se ha mudado a la casa de la abuela Candelaria ahora que su padre se ha marchado al frente, se mueve entre las cacerolas al fuego y los campos de olivos. Fascinada por la naturaleza, la pequeña Sacra cuenta con unos amigos singulares: Pedro, el pastor de cerdos que es un soplo de aire para la vida monótona del pueblo; Carmen, con quien Sacra aprender a labrar y amar la tierra; la tía Isidora, la del cabello rojo y de la que todos saben pero nadie dice que esconde un secreto innombrable; el viejo Don, cuya sabiduría fluye como el agua del río, y por último, un misterioso forastero que aparece en el pueblo una noche de tormenta. Todos ellos acompañarán a Sacra a recorrer un camino de aprendizaje que podría salvarla cuando el cielo se vuelva de fuego y la puerta Roja ya no pueda protegerla.

Con este brillante debut, Claudia Catalán presenta una espléndida voz narrativa que despunta en el panorama literario actual.

Claudia Catalán nos traslada  hasta un pueblecito de Castilla en plena Guerra Civil. De la mano de Sacra, una peculiar y especial niña, veremos cómo la guerra irá afectando al pueblo y a sus habitantes.

Sacra vive con su madre, sus hermana pequeña, una de sus tía y su abuela en una casa franqueada por un gran puerta roja. Todas estas mujeres, junto con otros personajes del pueblo que iremos conociendo poco a poco, saben que Sacra es especial, única y que encierra en sí misma el poder de cambiarlo todo. 


Sacra nota el cambio, sabe que algo que está ocurriendo fuera pero también dentro de ella, pero ¿está preparado para hacerle frente? 

Toda la novela está rodeada de un halo de misterio  (y algo de realismo mágico) que está muy unido a la visión de la realidad desde la mirada de una niña inocente. Ella no entiende bien lo que pasa y nos lo muestra con sus mismos interrogantes a lo que no nos da respuesta.

Sabemos que Sacra es especial, que ve y escucha cosas, que tiene una comunión especial con la naturaleza, que sus tías, su abuela, Pedro, Alain y Don hablan de ello a escondidas pero.... todo queda ahí, velado, sin dejarse ver. Y así, con una narrativa exquisita (todo hay que decirlo) y con ese continuo misterio sin resolver pasa la novela, pausadamente, sin sobresaltos.

Y cuando la novela termina, una se queda con una sensación un poco (muy) agridulce porque la novela está escrita con gran maestría, con un uso impecable de la lengua (realmente, en ese sentido me parece maravillosa) pero la sensación es de que no ha pasado nada, que le ha faltado fuerza, que la historia no ha llegado a calarme.

Cuando mi hijo me ha preguntado al verme terminar la novela : "¿Qué tal la novela, mamá? No te veo convencida", solo he podido decirle: "Rara".

Y esa es la única palabra que me viene a la cabeza cuando pienso en La puerta roja: RARA.

Rara, por su puesto, para mi, desde mi punto de vista y teniendo en cuenta mis gustos literarios. También, como os he dicho antes, está preciosamente escrita y los protagonista son todos fuertes y valientes, pero no puedo negar la sensación de que le ha faltado algo, como un refresco que le falta gas o una comida a la que le falta una pizca de sal

No me veo capaz de deciros "No os leáis esta novela", pero tampoco la recomiendo encarecidamente. Lo siento, es de esos libros que dejo totalmente a vuestra elección y me lavo las manos totalmente. No me comprometo a recomendarla o no, porque aunque yo  no la he disfrutado plenamente quizá vosotros sí encontréis esa pizquita de sal que a mi me ha faltado.


Besotes y Felices Lecturas


lunes, 12 de julio de 2021

Reseña: "La chica que se llevaron", Charlie Donlea

Hay novelas que te llaman y deseas leerlas aún antes incluso de haber leído la sinopsis, ya sea por el título, la portada o el autor. El problema de querer leer tanto una novela es que el riesgo de que te decepcione es muy alto. Y piensas "A ver si le tengo tantas ganas que luego no me va a gustar..." ¿Verdad que entonces te alegras doblemente cuando ves que ¡te ha encantado!? 

Pues La chica que se llevaron de Charlie Donlea es de esas, de las que esperas con ganas, las devoras y no te defraudan.

Nº de páginas: 419
Editorial: Trini Vergara (Sello: Motus Thriller)
Encuadernación: Rústica con solapas
Traductor: Constanza Fantin Bellocq
ISBN: 9788412299205

⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆

Ella no recuerda nada. Mejor así. Su verdad era solo la mitad de la historia.

Megan McDonald está terminando el bachillerato, es popular, carismática, y tiene un futuro increíble por delante. Una de sus últimas noches en Emerson Bay la secuestran.

Megan está dos semanas en cautiverio hasta que escapa, y pasa a ser conocida como “la chica que se llevaron”. Pero esa noche también desapareció Nicole Cutty y de ella nadie sabe nada.

Megan escribe su libro, que se convierte en un bestseller, pero ella no está bien, recuerda muy poco de lo que ocurrió y necesita saberlo.

Livia, médica forense, es la hermana mayor de Nicole. Todavía se siente culpable por no haber contestado el teléfono cuando Nicole la llamó la noche en que desapareció. Megan y Livia deciden investigar qué pasó con Nicole. 

Cuanto más profundizan se dan cuenta de que el verdadero terror reside en encontrar exactamente lo que estabas buscando.

Megan McDonald era una joven ejemplar: saca buenas notas, es una hija obediente, ha creado un programa de verano para la adaptación de las chicas en el paso de primaria a secundaria, quería ir a la universidad y hacer grandes cosas para ayudar a los más desfavorecidos...

Nicole Cutty es todo lo contrario. Le gusta llamar la atención, siempre está buscando pelea, es algo ligera de cascos y no soporta a Megan.

La noche de la fiesta del final de verano ambas desaparecen y solo Megan aparecerá dos semanas después ¿Qué ha pasado con Nicole, dónde está?

Trece meses después, Livia, la hermana mayor de Nicole, desde su puesto como becaria forense, descubrirá algo importante y empezará su propia investigación para saber dónde está su hermana y quién se la llevó. Para ello contará con la ayuda de Megan.

¿Cambiará sus vidas lo que descubran? ¿Podrán salir indemnes esta vez?

Curiosamente, aunque el eje de la novela es el secuestro o desaparición de dos jóvenes, no se habla en exceso de esos momentos, no hay una recreación excesivamente morbosa del encierro. Aunque sí, por supuesto, se habla de ello y hay momentos de mucha angustia.

De lo que sí hay una gran recreación (un "poquito demasiado" para mi gusto) es de los procesos de las autopsias. Por eso llegué a pensar que Charlie Donlea era médico o forense... Y sí, Charlie Donlea es médico, pero nada relacionado con la medicina forense. Es optometrista...

A parte de explicarnos con gran profusión de detalles algunas de las autopsias que Livia lleva a cabo (que mal cuerpecillo se pone en esos momentos), también nos muestra muy bien el interior de los personajes, sus sentimientos más profundos, sus miedos, sus esperanzas, sus anhelos y todo lo que han perdido por culpa de un desalmado que les privó a una de su libertad y a otra de su hermana.

Y la fascinación. La fascinación que el público en general y los más allegados sienten por el secuestro, por los momentos vividos durante el cautiverio y por todo lo que rodea a esa privación de libertad.

Además, también nos metemos en la mente del "malo", conocemos por qué lo hace, qué siente, cómo es. Y aunque no perdonemos sus hechos, sí lo comprendemos mejor.

Y, sí, durante toda la novela, aquí una servidora se ha montado en ese morbo y ha ido devorando la novela sin poder dejar de leer. Porque Charlie Donlea nos mete en la historia de tal manera que queremos que Nicole (que, por cierto, llegó a caerme fatal) aparezca y Megan descubra la verdad. 

Personalmente la he disfrutado muchísimo, tanto que, como quería seguir avanzando en la historia, por primera vez en mi vida, recurrí al audiolibro para poder seguir acompañando a Megan y Livia en su investigación mientras hacía las faenas de casa ¡Es que me enganché cosa mala!

Ya os he dicho muchas veces que me encanta que una novela me sorprenda, que no me espere el final. Que, a pesar de haberme pasado toda la novela haciendo números y cábalas y tener a mi sospechoso, descubrir lo equivocada que estaba ¡Adoro lo giros dramáticos de la trama! Y La chica que se llevaron me sorprendió mucho, pero mucho mucho con el final.  


Así pues creo que queda claro que os recomiendo su lectura (y si hacéis como yo y la acompañáis del audiolibro aún mejor). Para mi ha sido una novela que me ha dado lo que esperaba de ella: horas y horas de entretenimiento y un final inesperado.

Si eres amante del suspense ¿Qué esperas para leer La chica que se llevaron?


Besotes y Felices Lecturas

miércoles, 7 de julio de 2021

Reseña: "Vosotros, los que entráis", Pedro J. Marín Galiano

Los que me seguís por Instagram sabéis que este fin de semana sufrí una gran pérdida. Thor, mi querida cobaya y fiel compañera de lecturas, nos dejó. Quizá no entendáis que una cobaya pueda sumirnos en la tristeza en la que estamos en casa, pero es así. Durante estos cuatro años, formó parte de nuestra familia, para nosotros era uno más: todo el día con él, dándole achuchones, besitos, mimos sin parar... Y en mi caso, no había lectura en la que no estuviese a mi lado.


Justo de la novela de la que hoy os vengo a hablar, Vosotros, los que entráis de Pedro J. Marín Galiano, es la última que leí con él a mi lado y, simplemente por eso, ya es especial para mi.


Nº de páginas: 294
Editorial: Ediciones Azimut
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788412111286

⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆

Fray Martín Escribano, alentado por un sacerdote de la Compañía de Jesús y a causa de unos motivos que, inicialmente, este no quiere desvelarle, se dirige a Villa Miranda: una antigua finca habilitada como negocio de hospedería y ubicada en los montes de Costablanca. A su llegada, un coche patrulla aguarda junto al portón principal a fin de aclarar lo que, aparentemente, se percibe como un fatal accidente.

Sin embargo, a lo largo de los días, pequeños detalles del entorno y de sus habitantes, muchos de ellos triviales e irrisorios, irán conformando una inesperada trama en la que tanto lo policial como lo extrasensorial convergen: no solo los particulares, y a veces inexplicables, sucesos acaecidos en aquella casa ubicada en la zona más agreste y solitaria de la sierra, sino también el concreto ministerio eclesiástico que, desde hace años, tomó a su cargo fray Martín Escribano. 

Accidentes inesperados, crucifijos que desaparecen y el Infierno de Dante como telón de fondo envuelven una historia que, modulando los clásicos parámetros de la novela negra, nos incita a traspasar los linderos que nos protegen de lo sobrenatural.


En esta novela, acompañaremos a Fray Martín Escribano, jesuita en pleno proceso de exclaustración (es decir, que se está planteando sus votos). Este recibe la solicitud de un amigo de hospedarse durante un tiempo, con los gastos pagados, en una hospedería de los montes de Costablanca, simplemente para que observe lo que allí ocurre. Ya le será revelado en su preciso momento el por qué. 

Cuando llega se encuentra con una agradable casa regentada por un buen matrimonio, una joven y agraciada recepcionista y  con tan solo dos huéspedes y la sobrinita de la dueña de la hospedería. Es época baja y el ambiente es tranquilo y distendido. 

Pero lo que empezó como una estancia tranquila, relajada y en un ambiente de buena armonía irá cambiando y enrareciéndose hasta convertirse en un ambiente lúgubre y tenebroso.

¿Será la muerte del jardinero fruto de un simple accidente o tendrá un origen mucho más oscuro de lo que parecía a simple vista?

Y así, pasito a pasito, iremos descubriendo con Martín que el Mal se agazapa y nos acecha y que nuestros propios temores y culpas son los que nos hacen débiles y ser un objetivo fácil ¿Podrá Fray Martín superar sus miedos y ganarle la batalla a la personificación del Mal?

¿Novela negra? ¿Novela de terror? Pues la verdad es que yo casi diría que es más novela de terror gótico, donde los susurros, la niebla, la luz, la sensación de que hay algo que nos observa pero que no vemos... es tan importante o más que la propia historia. El ambiente que va poco a poco volviéndose más claustrofóbico, oscuro, tenebroso... Sensaciones que logran que los pelillos de la nuca se nos pongan de punta y sintamos, casi, que alguien está a nuestra espalda, respirando, observándonos, maquinando...

La historia me ha gustado muchísimo, los personajes (ay, Fray Martín, qué hombre más bueno y maravilloso), la ambientación, el lenguaje... ¡Todo! Pero sobre todo destaco esa sensación, ese miedo que va calando poco a poco, sin grandes sustos pero que se mete y te pone la piel de gallina y te hace tragar con dificultad. Eso, justo eso, es lo que ha hecho que no pudiese soltar la novela aunque fuesen las tres de la madrugada y todo estuviese a oscuras y en silencio a mi alrededor (eso sí, tapadica con una sábana y la espalda a cubierto).

También la parte de novela negra es muy interesante. Con el carismático policía y su ayudante. Pero lo dicho, es el miedo atávico, hondo, lo que más me ha impresionado, el que ha dejado el poso en mi. Y es que, al fin y al cabo, hay muchas novelas negras con miles de crímenes más sangrientos y llamativos que el de Vosotros, los que entráis, pero ¿novelas que te pongan los pelillos de punta  por el miedo? ¡Ay, no! De esas hay menos.


Besotes y Felices Lecturas

martes, 15 de junio de 2021

Reseña: "La virgen negra (Comisaria Teresa Battaglia 02), Ilaria Tuti

 Rara vez, leo dos libros seguidos de trilogía o saga, siempre suelo meter uno o varios libros en medio porque me cansa leer sobre los mismo personajes, pero en esta ocasión no me podido resistirme y me he leído los dos primeros libros de la comisaria Teresa Battaglia seguidos ¡Imposible soltarlos!

Nº de páginas: 504
Editorial: Alfaguara
Encuadernación: Rústica con solapas
Traductor: Carlos Gumpert
ISBN: 9788420438962

⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆

La comisaria Teresa Battaglia duda si seguir ocultando a su equipo la enfermedad que se ceba con su memoria, cuando recibe una llamada desde una galería de arte: ha sido hallado un retrato de enorme valor atribuido a un pintor de culto, Alessio Andrian, cuya undécima y última obra se creía perdida. El cuadro, sin embargo, posee un detalle que ensombrece el descubrimiento: la pintura roja que dibuja el rostro de una joven es en realidad sangre humana y, según el análisis cromático, el pincel del artista se empapó en un corazón que aún latía.

Teresa y su equipo tienen que averiguar qué sucedió en 1945, año en que se pintó el cuadro, cuando el autor se encontraba escondido en los bosques cercanos a la frontera entre Italia y Yugoslavia huyendo de los nazis.

Battaglia, con una salud cada día más frágil, debe confiar en la ayuda de su colaborador Massimo Marini, pero pronto se dará cuenta de que ella no es la única que oculta un secreto inconfesable.


Del que os hablo hoy es del segundo libro de la trilogía (como mínimo trilogía, luego si la autora quiere seguir trayendo más casos de la comisaria Battaglia y su equipo, bienvenidos sean), La virgen negra..

¿Os preguntáis por qué os doy mi opinión del segundo caso y no del primero? No es porque considere que este segundo libro sea más interesante que el primero, para nada, sino porque La virgen negra me lo enviaron desde Babelio y se me echa el tiempo encima para entregarles la reseña (el caso es que como no había leído el primero no quería meterme en este sin conocer bien a los personajes y por eso leí también Flores sobre el infierno, cosa de la que me alegro porque personalmente creo que es imprescindible haber leído el primero antes de meterse con La virgen negra ).

La historia  se desarrolla en Val Resia, un pequeño pueblo de montaña entre la frontera de Italia y Yugolavia de pocos habitantes con un amplio sentimiento de arraigo. Hasta allí deben dirigirse la comisaria Battaglia junto con Massimo Marini para esclarecer un crimen cometido sesenta años atrás. 

Todo comienza cuando entre las pertenencias de un viejo artista, que desde 1945 se encuentra postrado en una cama sin moverse ni hablar por voluntad propia, su nieto encuentra un maravilloso dibujo de una joven de extraordinaria belleza, La Ninfa Durmiente. El dibujo está hecho con la sangre de un corazón humano ¿asesinó el pintor a la modelo y luego plasmó su belleza en el dibujo mientras era partisano en escondido en los bosques de Val Resia?

Según va avanzando la investigación descubrirán que las implicaciones de ese asesinato llega hasta la actualidad y que los implicados tienen mucho que decir todavía.

Teresa Battaglia y Massimo además deben lidiar con sus propios problemas que tienen origen en el pasado y les afecta a su presente. Y, si eso fuera poco, la comisaria arrastra una secreta enfermedad que puede poner en riesgo la investigación y la integridad física propia y de los que la rodean.

Al lector no le queda otra, cuando lee tanto esta como la novela anterior, que meterse en la historia y sufrir con los personajes. Es imposible no ser partícipe de los sentimientos de los personajes porque se meten en la piel. Teresa y Massimo son personajes con mayúsculas, fuertes y que arrasan allá donde vayan (sobre todo la comisaria Battaglia). Son personajes con gran profundidad y es imposible no cogerles cariño.

La novela no trata solo de un interesante caso de asesinato que investigar con muchos Plot Twist (vamos, con muchos giros inesperados de la trama), sino que también nos habla de una gran relación de amistad y respeto que se crea entre Teresa y su equipo y, sobre todo, entre Teresa y Massimo; de la importancia de la transmisión de antiguas tradiciones y ritos; de la representación de la mujer como madre y encargada de la continuidad de esas tradiciones.

Sabéis que son una gran amante de las novelas negra y esta novela (y la anterior) ha cubierto totalmente lo que espero de una novela del género: que me atrape, que no me espere los giros y me sorprendan, que me entretengan y, en este caso incluso, que me hagan querer más. Porque si, quiero leer mas cosas con la gran comisaria Teresa Battaglia y u su fiel equipo. Quiero que haya un milagro y se encuentre medicación a la terrible enfermedad de Teresa (que no os voy a decir cuál es), quiero ver cómo los personajes de Teresa y Massimo aún crecen más y evolucionan y su relación (eh, cuidadín, que no hablo de una relación amorosa) aún se hace más fuerte e inquebrantable.

Quiero que la comisaria me agarre de la mano de nuevo y me lleve no solo a través de un caso difícil y lleno de pistas a seguir, sino que me arrastre hasta la profundidad de su mente y de sus sentimientos. Quiero, en fin, disfrutar de otra gran novela tal y como he disfrutado con La virgen negra.




Besotes y felices lecturas.






domingo, 13 de junio de 2021

Reseña: "La estafadora", Janelle Brown

Aunque creo que lo de "El Thriller más influyente del año" (haciendo alusión a las "influencers") es excesivo, sí considero que La estafadora de Janelle Brown es una novela negra que nos hace reflexionar sobre los peligros de las redes sociales y la oscuridad que las rodea. Está claro que no es oro todo lo que reluce.


Nº de páginas: 544
Editorial: Duomo Ediciones
Encuadernación: Rústica con solapas
Traductor: Marcelo E. Mazzanti
ISBN: 9788418128677

⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆

NINA SOLO ROBA LO QUE OTROS NO ECHAN DE MENOS...

Esto es lo que va a pasarle al próximo millonario que se cruce en el camino de Nina: cuando la velada que acaban de compartir se convierta en un vago recuerdo y él coja sus maletas #louisvuitton para una escapada con sus amigos de la jet set con botellas de #domperignon y trajes de #versace, ella aparcará una furgoneta frente a la mansión vacía de su nueva presa. Usará los códigos de la alarma que ha conseguido la noche anterior y se llevará algunas piezas.

Podría robarle más, pero no lo hará. Seguirá sus propias reglas... hasta que su situación cambia de repente. Ahora necesita mucho más dinero. Su próxima víctima no será desconocida.

... Y SOLO A QUIENES PUEDEN PERMITÍRSELO.

¿Esas maravillosas fotos de Instagram que nos muestran a hermosas jóvenes disfrutando de una vida llena de glamour, lujo y grandes fiestas, divirtiéndose a todas horas, felices en sus vidas llenas de joyas, viajes a lugares paradisíacos, rodeadas de gente igual de feliz y maravillosa son reales o son una simple fachada que esconde una vida triste y vacía?

Nina no ha tenido una vida fácil. Su referente ha sido una madre que se ganaba la vida estafando y robando y con una vida itinerante, toda una vividora más preocupada en conseguir un buen dinero que en darle una vida estable y segura a su hija (por mucho que dijera otra cosa).

Su novio, es nada más y nada menos, que un antiguo socio de su madre, un estafador carismático y adulador. 

A Nina no le gusta su vida, ella quería trabajar en el mundo de las obras de arte ¿en una galería? Pero las cartas de la vida no le ha dado una buena mano y le ha llevado a tener que seguir, prácticamente, los mismos pasos que su madre. Enormes deudas de estudio y ahora una extremadamente cara medicación que debe pagar a su madre enferma de cáncer. Todo le lleva hacia del lago Tahoe, donde siendo adolescente encontró un poco de estabilidad, donde creyó que podía tener vida normal y feliz. Donde el amor le hizo ver el mundo de otro color.

Y allí es donde va a dar su gran golpe, el que puede cambiarle la vida tanto económica como personal, pero puede llevar a cabo una venganza, poner a una rica familia en su lugar y hacerles pagar el daño y la vergüenza que le hicieron pasar. 

Y las redes sociales, le han sido de una gran ayuda. Porque Vanessa Liebling vive por y para las redes sociales, no tiene nada más, su vida carece de sentido y está perdida. Viene de una familia de rango abolengo pero no tiene nada que la haga feliz, nada que la motive ni a nadie que le haga sentir especial ¿Podrá lograr todo eso esa perfecta y maravillosa pareja que ha alquilado la casita del jardinero de su gran mansión del lago Tahoe?

La estafadora no es de esas novelas trepidantes y que únicamente se centran en el crimen central (las que yo denomino "pasa páginas). Sin embargo, es igual de adictiva ya que hay muchos giros de la trama y no es fácil saber qué nos espera en las próximas páginas.

En esta novela hay principalmente dos protagonistas (antagonistas) femeninas, Nina y  Vanessa, que irán desarrollando una relación llena de claroscuros y medias verdades. Una relación que tanto puede acabar en tragedia como en una profunda amistad, todo será cuestión de cómo consigan salir de las diferentes situaciones.

Como sabéis, yo soy de las que me meto mucho en la historia y termino cogiendo cariño u odiando a los personajes. Y hay dos personajes a los que terminé cogiendo muchísima tirria, por su egoísmo, su maldad y falta de sentimiento de culpa. Son de esos personajes que te hacen incluso soltar un "¡La madre que...!" o te dejan con la boca abierta cuando mirar en retrospectiva todo lo que han ido haciendo durante la novela ¡Cómo deseas que las cosas les  salgan mal!

Los personajes principales, Nina y Vanessa, son de esos que "llenan la pantalla", con una fuerza increíble, con gran profundidad y que la autora nos muestra con todos sus matices,  tanto sus puntos fuertes como los débiles. Y, que como buenos lectores empáticos, no podemos evitar ponernos de su parte (justo porque no son la bondad personificada y podemos, de alguna forma, ponernos en su lugar).

Es una novela negra que, sobre todo en la segunda mitad, ya no puedes soltar porque la historia da un gran giro y empezamos a conocer la verdadera naturaleza de alguno de los personajes, nos muestras por fin su cara, y es aún más oscura de lo que creíamos. 

Y claro, necesitamos ¡yo necesito! saber qué va a pasar, queremos que algún personaje se lleve su merecido y que otros, encuentren su salvación.

La estafadora es una novela muy bien planteada y presentada, en la que conocemos muy bien a los personajes y todo va cobrando sentido y no deja ningún cabo suelto. 

¿Os la recomiendo? Por supuesto. Es una gran novela, en la que todo lo que ocurre tiene su razón de ser y que te hará ver que todos somos algo más de lo que mostramos a los demás.




Besotes y Felices Lecturas

sábado, 29 de mayo de 2021

Reseña: "Te robaré el corazón (Ladrón de guante blanco 1)", Ana Álvarez

Selecta el sello digital de literatura romántica de Penguin Random House y hoy os vengo a hablar de una de sus novelas., Te robaré el corazón (Ladrón de guante blanco 01) de Ana Álvarez.

Nº de páginas: 295 (aprox.)
Editorial: Selecta
Formato: eBook
ISBN: 9788418122712

⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆

Él es atractivo, sexy, carismático y tiene una vida expuesta al público... aunque sea falsa.
Ella es dura, fría, desconfiada y esconde celosamente su intimidad... y su pasado.

Las chispas saltan entre ambos desde la primera mirada.

Marina es la diseñadora, encargada y jefa de taller de Sándalo, una de las más prestigiosas boutiques de Barcelona. Es una mujer enigmática, dura y fría que arrastra un pasado que mantiene oculto incluso a sus más cercanas colaboradoras.

Lucas es ladrón de guante blanco, especializado en joyas. Es carismático, sexi, y las mujeres caen rendidas a sus pies, lo que aprovecha para llevar a cabo sus robos. Ante la inminencia de una gran fiesta en la que piensa dar un golpe, se infiltra como dependiente en la boutique donde la mayoría encargará sus vestidos para conocer y elegir entre la selecta clientela a la victima de su próximo robo.

Marina se ve obligada a aceptar a ese nuevo empleado, pero, a pesar de que no se fía de él, no puede evitar que el magnetismo que desprende la afecte contra su voluntad. La tensión sexual entre ambos es patente desde el primer momento, por mucho que los dos traten de ignorarla.

Él está acostumbrado a robar joyas. Ella solo tiene una que le interese: su corazón.

Ana Álvarez nos trae el romance entre Marina Salazar y Lucas Ortíz (también conocido como Joel Santillana). Ella es una mujer de 35 años, en apariencia dura y fría, que solo vive para el trabajo y una jefe exigente pero justa. Pero lo que los demás no saben es que ella en realidad no es así, todo es una coraza autoimpuesta debido a un gran desengaño de 5 años antes.

Lucas es un ladrón de guante blanco que, junto con su hermano Adrián, organizan grandes robos de joyas. Ahora tienen previsto realizar un en una importante fiesta de Barcelona donde solo asisten la flor y nata de la sociedad, pero para poder entrar y conseguir hacer el gran robo, tendrán que conseguir una invitación ¿Cómo lograrlo? ¡Sencillo! Lucas se hará pasar por un recién licenciado diseñador de moda y entrará a trabajar en la boutique más selecta de Barcelona, Sándalo, dirigido con mano de hierro por Marina Salazar.

Como es de esperar, las chispas saltarán entre ellos pero Lucas debe ser fuerte y mantener sus manos y corazón alejados para poder seguir adelante con el robo.

Te robaré el corazón es una novela romántica sencilla, sin grandes pretensiones y que se lee con facilidad. Es una novela entretenida y de la que, soy sincera, no esperaba gran cosa, tan solo que me hiciese olvidar el momento amargo que estamos viviendo en casa (hemos perdido a un familiar), y la verdad es que me ha ido bien.

Es sencillita, con poco más que la historia de amor entre los protagonistas, aderezada con un poco de celos y pasión.

De Lucas conocemos algo su pasado, sabemos a qué se dedica y por qué está haciendo lo que hace. De Marina tendremos que descubrir qué le ocurrió para que ahora sea una mujer tan estirada e inaccesible.

Como os he dicho, no esperaba gran cosa, ya sabía lo que iba a encontrarme y era justo lo que buscaba, así que ha cumplido bien con lo que esperaba de ella: entretenida, para pasar el ratillo. También esperaba que estuviese bien escrita y así ha sido. 

No estamos ante una gran novela que nos marque de por vida (estoy segura que tampoco lo pretende la autora). La novela da lo que esperas de ella y, como he dicho antes, lo que yo necesitaba en este momento. No quería sumergirme en una gran historia, tormentosa y con grandes frases lapidarias que me hiciesen prensar. Quería algo ligero, fresco y romántico.

 Para mi este tipo de lecturas son perfectas para leer entre novelas más densas, para despejarse. Algo así como el sorbete de limón que se toma en las bodas entre platos (¿Se sigue tomando?).

Eso sí, me ha faltado más tensión entre los personajes. Ya sabéis que a mi me gusta que los personajes le lleven a matar al principio y, aunque aquí Marina es dura con Joel (no Lucas) al principio, él debe ser, en favor del gran robo, sumiso y complaciente. Me ha faltado que el muchacho (bueno, hombretón que ya tiene 35 años) sacara su genio. 

¿La recomiendo? Sí, pero únicamente a las amantes del género romántico (y sí, hablo de mujeres porque en este caso veo una novela muy orientada al público femenino) que busquen una historia centrada en la relación de los personajes y poco más. Amor, amor y amor.

Aquí podéis leer los 8 primeros capítulos y así podréis saber bien bien si es una novela adecuada para vuestros gustos.




Besotes y Felices Lecturas