17/9/18

Reseña: "Belleza Dorada", Laurie Lico Albanese

Cuando leo alguna novela basada en hechos reales, siempre temo encontrarme ante una biografía edulcorada o ante un suceso magnificado tan decorado y falseado que poco o nada se parece a lo que sucedió en realidad. Sin embargo, Belleza Dorada no me ha parecido ni lo uno ni lo otro.




Nº de páginas: 432 págs.
Encuadernación: Tapa blanda
Editorial: DUOMO EDITORIAL
Lengua: CASTELLANO
ISBN: 9788417128036


"La inolvidable historia real del cuadro que cambió el destino de dos mujeres.

Año 1900. Adele Bloch-Bauer, una mujer casada de ascendencia judía, hermosa, brillante y adinerada, conoce al pintor Gustav Klimt en una Viena que empieza a desprenderse de las caretas del sexo y del antisemitismo. Su embriagadora vulnerabilidad e intensidad alimentan un triángulo amoroso que dará lugar a las mejores obras del artista. 

Año 1938. Maria Altmann, recién casada y enamorada en la ciudad que la vio nacer, tiene que presenciar cómo, de la noche a la mañana, su querida Viena se convierte en zona de guerra. Cuando arrestan a su marido y todo a su alrededor se desmorona, el legado de su tía Adele la mantendrá en pie, un legado por el que tendrá que luchar contra los nazis y el gobierno austríaco".


Laurie Lico Albanese nos trae la historia de dos mujeres, tía y sobrina, unidas por un cuadro, el retrato de Adele Bloch-Bauer (la tía) hecho por el famoso Gustav Klimt. Nos narrará la vida de Adele desde su más tierna infancia cuando, a pesar de las convenciones sociales (en aquella época las mujeres tenían pocas oportunidades para estudiar más allá de los cuatro conocimientos esenciales necesarios para llegar a ser una buena esposa y madre) se interesa por el arte, la literatura, la anatomía... Llegando incluso a convertirse en la modelo de los cuadros más famosos de Kilmt.


El cuadro protagonista de esta historia y que une a ambas protagonistas es el conocido comúnmente como el de "La Dama de Oro" y se ha convertido, junto con "El Beso", en todo un ejemplo de la obra del autor.

Aunque la vida de Adele es interesante y dura a su manera, mucho más dramática será la vida de su sobrina, Maria Altmann que sufrirá la terrible persecución a la que sometieron los nazis a los judíos. Porque tanto Adele como María son judías pero no practicantes y tanto en una época como en la otra, los judíos serán vistos como los culpables de todo mal y mirados con inquina y recelo.

Viviendo en plena Segunda Guerra Mundial es lógico que lo más prioritario para Maria no sea, ni de lejos, el cuadro de su tía, lo primero es sobrevivir, pero con el tiempo y tras largos años de respiro, recuperar el retrato de Adele Bloch-Bauer y devolverlo a sus verdaderos dueños (su familia) se convertirá en su última cruzada.


Aunque conocía las obras de Gustav Klimt. personalmente no sabía nada de la vida del autor ni de sus cuadros más allá de haberlos visto en alguna reproducción y, sobre todo, en alguna pieza de ropa (bolsos, vestidos...) o accesorios (pendientes, zapatos, libretas...) así que me ha gustado mucho conocer, de una forma tan amena, qué supuso el autor y sus obras en la Viena de su época y conocer el proceso creativo de cuadros tan bonitos.

Sin embargo, la historia que me ha mantenido más enganchada ha sido la de María Altmann al margen del cuadro, simplemente como una mujer judía que ha de sobrevivir ante la constante amenaza nazi. El retrato de la Dama de Oro me parece un muy buen hilo conductor y aunque es el eje de ambas historias, no es a mi parecer, tan importante como la figura de esas dos fuertes mujeres que se revelaron a la sociedad y demostraron que con tesón y fortaleza se pueden superar los más grandes obstáculos.

Sabéis cuánto me gusta que una novela me enseñe a la vez que me entretiene, y Belleza Dorada ha sido una de estas novelas, porque me ha enseñado cómo era la vida de Viena a principios del siglo XX, me ha hecho interesarme por el arte de Gustav Klimt y me ha hecho odiar mucho más (si eso es ya posible) a los nazis. Y aunque es cierto que no considero esta novela como un libro de cabecera ni un novelón sí ha cubierto mis expectativas.

Investigando y navegando por la red buscando imágenes e interesándome por la verdadera historia que narra Belleza Dorada (ya os adelanto que hay muchísima información en la red) he descubierto que hay una película que justo trata sobre el mismo tema: la recuperación por parte de Maria Altmann del retrato de su tía Adele Bloch-Bauer (además protagonizada por el guapísimo Ryan Reynolds...): La Dama de Oro.




Si os gusta el arte y, sobre todo si os gustan las obras de Gustav Klimt, es una novela que nos os deberíais perder. Y si os gusta pasar un rato entretenido leyendo una interesante historia, Belleza Dorada también puede formar parte de vuestras próximas lecturas.

Besotes y Felices Lecturas.