3/5/18

Reseña: "Olive Kitteridge", Elizabeth Strout

Con esta novela, Olive Kitteridge, Elizabeth Stout ganó el Premio Pulitzer en 2009. No soy muy amiga de leer premios galardonados (sea cual sea el premio) porque no suelo coincidir con la crítica pero ¿será esta una excepción?





Nº de páginas: 324 págs.
Encuadernación: Tapa blanda
Editorial: DUOMO EDITORIAL
Lengua: CASTELLANO
ISBN: 9788416634415

⇄⇄⇄⇄⇄⇄⇄⇄⇄⇄⇄

"Olive Kitteridge es una maestra retirada que vive en un pequeño lugar de Maine. A veces dura, otras paciente, a veces lúcida, otras abnegadamente ciega, Olive lamenta las transformaciones que han agitado el pequeño pueblo de Crosby y la deriva catastrófica que va tomando el mundo entero, pero no siempre se da cuenta de los cambios menos perceptibles que afectan a las personas más cercanas: la desesperación de un ex alumno que ha perdido las ganas de vivir; la soledad de su hijo; y la presencia de su marido, que vive su fidelidad conyugal como una maldita bendición. Mientras la gente del lugar va afrontando sus problemas, Olive va tomando conciencia de sí misma y de las persona personas que la rodean, muchas veces dolorosamente, pero siempre con una honestidad entrañable."


Con su particular forma de escribir, Elizabeth Strout nos lleva de la mano hasta Crosby, un pueblecito americano donde cada habitante vive, o mejor dicho, intenta vivir su vida lo mejor que puede o sabe. Nosotros, como si estuviésemos mirando a través de un ojo de cerradura vemos un pequeño pedacito de esas vidas.

El hilo conductor de esos personajes es la presencia de Olive Kitteridge en sus vidas, con más o menos repercusión. Ella, con su falta de apego (al menos eso es lo que aparenta), su frialdad y su sensatez será consciente tanto de su decadencia como de aquellos que la rodean.

Podría catalogar esta novela como una novela de costumbres, sin acción y de sentimientos (muchos sentimientos y pocos-ninguno de ellos positivo).




No es precisamente una visión positiva la que Strout nos presenta con estos personajes. No hay en realidad ninguno que sea feliz, que esté contento ni satisfecho con su vida. Subsisten a medias en una vida que les aprisiona, se acomodan a ella, se dejan llevar. Incluso la propia Olive fiel siempre, eso sí, a sus convicciones, no es más que una sombra de lo que quería ser.

La sensación que tenía al leer esta novela es que estaba leyendo una continuación de Todo es posible (en realidad Olive Kitteridge se escribió antes pero yo leí primero Todo es posible). Un pueblo similar, unos personajes similares con vidas tan tristes y problemas similares, con un personaje como hijo conductor (aquí Olive y en Todo es posible Lucy Barton). Incluso la forma de escribir y de expresarse es similar. Es en realidad más de lo mismo.

Aunque las historias son entretenidas no me ha gustado esa sensación de estar leyendo lo mismo. Quizá la escritora como con Olive Kitteridge le funcionó tan bien, decidió hacer lo mismo con Todo es posible... Digamos que, al haber leído antes la historia de Lucy Barton esta novela, Olive Kitteridge, me ha parecido poco original y repetitiva.

Que se puede leer sin problemas y que hay historias muy interesantes, que los personajes aunque aparecen brevemente son profundos, que la ambientación es buenísima y todo está bien hilado, eso es innegable pero... me ha dejado un regusto amargo. Lo siento. Le ha faltado chispa. No he conseguido conectar con Olive ni con ningún personaje ni historia. He pasado por encima del libro más centrada en la sensación de estar leyendo un "refrito" que disfrutando de las historias en sí. 

Me sabe muy mal no haber disfrutado de esta novela como se merece, lo siento. Y como siempre digo, esta es una opinión personal que, estoy segura, se debe también a que quizá no era el momento de leer esta novela. Seguro que no era mi época para leer sobre la tristeza, las inseguridades, la insatisfacción, las infidelidades y el dolor. 

De esta novela HBO ha hecho una miniserie de 4 episodios titulada también Olive Kitteridge. No descarto verla porque me gustaría ver si han sabido plasmar las situaciones.



Como veis mi teoría de que no me suelen gustar las novelas galardonas en este caso, lamentablemente, se ha cumplido. 

Besotes y Felices Lecturas.