12/3/18

Reseña: "Quien pierde paga (Trilogía Bill Hodges 2)", Stephen King

¡Buenas tardes!

Cuando terminé Mr. Mercedes (que os reseñé AQUÍ) no sabía que me encontraba ante una trilogía. Ahora los tres tomos se encuentran en mi estantería aunque aún he de leer la tercera parte. Hoy, en este primaveral lunes de marzo, os traigo mi opinión sobre la segunda parte: Quien pierde paga.








Nº de páginas: 448 págs.
Encuadernación: Tapa dura
Editorial: PLAZA & JANES EDITORES
Lengua: CASTELLANO
ISBN: 9788401017377








"Protagonizada por el mismo trío dispar de héroes que Stephen King nos presentó en Mr. Mercedes (Edgar Award 2015 a la Mejor Novela) llega ahora la continuación: Quien pierde paga, una obra maestra de la intriga sobre un lector cuya obsesión por un escritor va demasiado lejos.


Unos leer para aprender, otros para olvidar.
Y devoran el libro o el libro los devora a ellos.
He aquí el plan de un lector maníaco.

«Despierta, genio».

Así comienza la fascinante nueva novela de Stephen King sobre un lector fanático. El genio es John Rothstein, un autor de culto, creador del personaje de Jimmy Gold. Morris Bellamy está fuera de sí, no solo porque Rothstein haya dejado de escribir, sino también porque considera que el inconformista Jimmy Gold se ha vendido para dedicarse a la publicidad. Morris decide matar a Rothstein y vacía su caja fuerte para llevarse no solo todo el dinero sino además el verdadero tesoro: los cuadernos de notas de otra novela protagonizada por Jimmy Gold.

Morris lo esconde todo y al día siguiente acaba en la cárcel por otro crimen terrorífico. Décadas más tarde un chico llamado Pete Saubers encuentra el tesoro y ahora son él y su familia a quienes han de salvar Bill Hodges, Holly Gibney y Jerome Robinson del vengativo y trastornado Morris cuando salga de la cárcel tras treinta y cinco años encerrado.

Desde Misery Stephen King no había vuelto a retratar a un lector cuya obsesión por un escritor irá demasiado lejos. Quien pierde paga es un thriller absorbente, de ritmo vertiginoso, pero también es un libro sobre cómo la literatura puede moldear una vida para bien, para mal, para siempre."

Como siempre que os traigo alguna continuación me encuentro con el problema de intentar no hacer spoiler del libro anterior pero en este caso va a ser fácil no hacerlo ya que, aunque ambos libros están unidos por sucesos y personajes, la historia central es, independiente (o relativamente independiente. Hago ese pequeño inciso porque el origen de esta historia está en el primer libro: uno de los protagonistas es el hijo de una de las víctimas del atropello masivo de Mr. Mercedes).

Veamos, tenemos por un lado a un anciano escritor retirado al que entran a robar en casa y al que asesinan. Tenemos a un delincuente obsesionado con la obra de este escritor. Tenemos a un adolescente que encuentra un "tesoro" justo cuando su familia lo está pasando peor. Y como objeto codiciado por unos y por otros, toda una serie de libretas Moleskine que contienen la ansiada continuación de la obra del escritor.

En medio de todo ello, está Bill Hodges con sus traumas y obsesiones, resultado de los sucesos ocurridos en la primera parte,  que con la ayuda de sus peculiares ayudantes intentará solucionar todo el embrollo.

Creo que os lo he comentado alguna vez, pero siempre que leo alguna novela de Stephen King me acuerdo de lo que me comentó hace muchos años un amigo de mi marido cuando le dije que estaba leyendo El cazador de Sueños. "¿Stephen King? Uy, yo hace años que lo superé....".

 

Como yo no he superado a Stephen King (signifique eso lo que signifique), esta novela ha cubierto mis expectativas con creces.

Estamos acostumbrados a relacionar a este autor con novelas de suspense y terror y tanto con Mr. Mercedes como con Quien pierde paga nos encontramos ante una novela policíaca. En mi opinión, una buena novela policíaca. 

Ya conocemos a Stephen King y sabemos que muchísimos de sus personajes están un poco locos (o  muy locos) pero conservan la cordura de cara a la galería. Esos personajes duales, con doble personalidad a mi personalmente me dan siempre mucha grima y King tiene un arte increíble para retratarlos y hacerlos muy creíbles. Obsesionados con algo o alguien más allá de lo humanamente razonable llevan su obsesión hasta límites insospechados y centran su vida en ello. Es innegable que el Sr. King es un verdadero maestro a la hora de retratar las pasiones humanas (sean buenas o malas).

Los personajes de la novela (y yo diría que todos los del autor) son personajes que evolucionan, maduran a lo largo de la historia y van creciendo antes nuestros ojos. Conocemos sus sentimientos, sus miedos, sus sueños, conocemos sus más profundos secretos pero siempre al final, consigue de alguna manera sorprendernos. Hacen algo que no esperábamos o que esperábamos pero que queríamos que no se atrevieran a hacerlo...

Pero me voy por las ramas... ¿Por dónde iba? ¡Ah, sí! En Quien pierde paga el maestro del terror nos trae una novela policíaca donde todo está entrelazado a la perfección. Y aunque se trate de un nuevo caso de Bill Hodges siempre está presente su caso principal, su gran obsesión, el atropello masivo del Centro Cívico y el siniestro conductor del Mercedes.

Está claro que la novela me ha gustado (aunque hay una cosilla que no me ha terminado de convencer y que estoy segura que será de vital importancia en le tercera parte) y que estoy deseando leer la continuación, Fin de Guardia.




No sé si vosotros, igual que aquel amigo de mi marido, habéis superado a Stephen King pero yo personalmente os recomiendo esta novela.

Besotes y Felices Lecturas.