24/2/17

Reseña: "A través de mis pequeños ojos", Emilio Ortiz

¡Buenas tardes!

Decidido. Quiero un perro. Quiero un Golden retrevier y quiero llamarle Cross. Este pensamiento es una de las consecuencias de leer A través de mis pequeños ojos de Emilio Ortiz.





Nº de páginas: 256 págs.
Encuadernación: Tapa blanda
Editorial: DUOMO EDITORIAL
Lengua: CASTELLANO
ISBN: 9788416634682



"Una divertida historia de amistad, amor y superación contada a través de los ojos de un perro guía.

Cross es un perro guía alegre y travieso. Mario es un joven invidente que intenta abrirse camino en la vida. Juntos forman un equipo inseparable.

A través de mis pequeños ojos es una conmovedora novela que narra las divertidas peripecias de Cross en el mundo de los humanos.

Emilio Ortiz nos cuenta una realidad que él conoce bien, pues tiene su propio perro guía, llamado Spock, que es casi tan travieso como Cross.

LA NOVELA REVELACIÓN DEL AÑO
UN ÉXITO EN LAS REDES SOCIALES

Una historia basada en hechos reales
que ha enamorado a los lectores"


He estado pensando y creo que salvo por los cuentos que le leía a mi hijo o sus libros infantiles actuales, nunca he leído una novela protagonizada por un animal y mucho menos, narrada desde su propia visión ¿Y vosotros? Justo ese hecho era el que más me atraía de la novela y, a la vez lo que más miedo me daba.


Esta novela, divertida y tierna, narra las hazañas de Cross, un perro guía, y su amo, Mario. La historia empieza en la escuela de instrucción, con un Cross de 19 meses. Inquieto, curioso e inocente. A través de su mirada limpia y sana va narrándonos sus peripecias y analizando las costumbres de los "humanoides".

Nunca me hubiese imaginado que un libro narrado por un perro me gustaría tanto. Por un momento, al poco de empezar la novela, pensé que al no haber ningún misterio por resolver, ningún truculento crimen o traición, la novela terminaría aburriéndome. Pensé que le faltaría chispa pero nada más alejado de la realidad. Es tal el cariño que terminas cogiéndole a los personajes, y sobre todo al perruno Cross, que deseas saber cómo es su día a día, cómo puede vernos un inocente perro y qué puede sentir. 

Mucho tiempo hacía ya que un libro no me enternecía tanto. Es una novela cargada de sentimientos porque eso es lo que mueve a Cross. Los sentimientos puros y duros. No hay dobles intenciones, no hay malicia, tan solo amor, miedo y dolor.

La novela está muy bien escrita pero con un lenguaje y unas expresiones sencillas. El protagonista dice lo que siente tal cual lo siente. Cross es un narrador llano, sincero y noble


La vivencias de Cross y su amo, son completamente verosímiles ya que, al fin y al cabo, el autor, Emilio Ortiz, ha plasmado su  propia experiencia pero colocándose en la situación de su propio perro guía.

Justo ayer, paseando con la familia, nos cruzamos con un perro de esta raza, un Golden retrevier, pero no era un perro guía y lo primero que dije fue "Mira, un Cross". Mis marido y mi hijo me miraron con cara de ¿Qué dice esta loca? y es que, a partir de ahora, para mi esta raza será siempre "un Cross".

Esta novela me ha hecho ver que una historia sencilla, intimista, sin "grandes misterios por resolver", deja una huella mucho más profunda y duradera.


Espero, de verdad, que os animéis a leerla porque merece mucho la pena dejarse arrastrar por el travieso Cross.

Y ahora, por mi parte, antes de dejarme llevar y hacerme con un hermoso perro, voy a sumergirme en otras lecturas para ver si se me pasa la gana ya que tener un animal es mucha responsabilidad y no hay que dejarse llevar por un impulso.

Besotes y Felices Lecturas.