viernes, 26 de julio de 2013

Reseña: "El Hombre sin Tildes", Ángel Delgado Rodríguez



¡Buenas tardes!

Con el calor tan afixiante que hace en la calle me he pasado estas dos últimas tardes en casa disfrutando del aire acondicionado y leyendo este cuento: El hombre sin tildes de Ángel Delgado Rodríguez.

No os puedo traer una sinopsis oficial porque realmente no la hay, tan solo un par de frases resumen:

"Esta es la historia de un hombre que perdió sus tildes. Esto es solo la historia de una búsqueda comprimida en un cuento."





Para leer esta historia, lo primero que tenemos que tener en cuenta es que nos hayamos ante un CUENTO. Y desde esa premisa leer la historia con una mente abierta y dejar volar nuestra imaginación. Personalmente, me ha recordado a las historias escritas por Mathias Malzieu. De hecho, mentalmente, según iba leyendo, iba ilustrando el libro con imágenes similares a los dibujos de Benjamin Lacome, Nicoletta Ceccoli o Rebecca Dautremer.

Es ésta una historia singular, de un hombre que es incapaz de pronunciar, leer, escuchar o entender palabras que llevan tilde. Además de ello, el llamado Hombre sin Tildes, siente que le falta algo más. Tiene un vacío, un hueco porque le falta alguien a quien amar, alguien a quien amó. Y como le falta eso, sale a buscarlo. Y esa pérdida y esa búsqueda es la que nos relata en este curioso cuento Ángel Delgado.




Además de la originalidad de la historia en sí, también es original la escritura de la novela, pues según las propias palabras del autor:


"Al comenzar a escribir me percaté que los cuentos empiezan con una palabra: Érase. Y que al llevar tilde el cuento no podría empezar así. De modo que de manera inmediata me convertí en el narrador del cuento, también sin tildes."

Sí, hasta la mitad del cuento, más o menos, la historia está escrita sin tildes. Pero no es que el autor se haya pasado los acentos a la torera y no los haya puesto, no. Esa parte de la historia está escrita con palabras que no llevan tildes (sin acento gráfico). No sé a vosotros, pero a mi me costaría muchísimo tener que escribir así.




Para saber un poco más de tanto del autor como de este cuento, podéis pasaros por su web AQUÍ y por su página de Facebook AQUÍ..

Sé que el autor había autopublicado una edición limitada en papel de 50 ejemplares. Desconozco si aún queda algún ejemplar disponible. Lo que sí sé es que en Amazon está la versión electrónica AQUÍ y también en Bubok AQUI..

Saludos y felices lecturas



5 comentarios:

  1. Escribir sin tildes es muy fácil... pero hacerlo sin cometer faltas de ortografía ¡buff!!. Todo un ejercicio escribir la mitad del cuento sin tildes!

    Me ha parecido muy curioso, le echaré un vistazo.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es muy original en ese sentido. Yo no sé si sería capaz de hacer eso.

      Besotes

      Eliminar
  2. Desde luego tiene mérito! Lo anoto porque me parece interesante. Yo ahora he descubierto a Axat y me lo estoy "bebiendo" (Benjamin, El estanque de las mariposas y ahora, acabando con Aula 19). Besos!

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por esta excelente reseña, el cuento cobra más vida de esta forma. Me alegro haberte hecho pasar un buen rato leyéndolo. Y en verdad fue un poco complicado escribir la primera parte sin palabras con tildes, y encajar luego la carta con el poema de la segunda parte :)

    ¡Gracias!

    ResponderEliminar
  4. No conocía este cuento y me parece una historia muy bonita e interesante. Espero poder leerlo que me apetece mucho este juego de las tildes, además que muchas veces a pesar de tener muchas cosas no somos felices y es porque nos falta algún elemento esencial para que brille la alegría interna.
    Besos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...