sábado, 22 de junio de 2013

Reseña: "La lluvia es una canción sin letra", Ángel Gil Cheza



¡Buenos días!

Soy de naturaleza dormilona, por lo que cuando el reloj de la iglesia de mi pueblo toca las 11 campanadas no suelo escucharlas porque ya estoy dormida, Por eso, cuando un libro me tiene despierta hasta pasadas las 12 de la noche significa que me tiene atrapada absolutamente. Y eso es lo que me pasó anoche cuando estaba acabando La lluvia es una canción sin letra de Ángel Gil Cheza.





"La lluvia toca sus notas sordas contra la hierba, golpea los cristales y se expande, como una hiedra, estropeando su nitidez. Y somos pentagramas en blanco que rellenamos con notas sueltas que gotean de un beso, el sudor de un goce o una lágrima muda cuyo grito apagado es ahora una corchea salvaje e indomable, como una joven pelirroja que levantaba espadas casi tan altas como ella y esparcía las tripas de los enemigos de su pueblo por toda la isla de Irlanda. El amor es una putada, una bendición que trepa desde los pies a los genitales, que se abren como pulpas y se abrazan, llega al corazón, que desprevenido se rinde vencido sin apenas luchar, donde acaba anidando, como ave rapaz que es.

Esta química tan sencilla fue la que desnudó a un joven nórdico, tan hermoso como una mujer y tan fuerte como una tormenta, de su coraza de combate, que lo mismo le protegía de un hacha enemiga que de una peligrosa caricia. La lluvia continuó con esa magia de pintar los campos verdes otros mil años. Un librero valenciano cree huir de la justicia pero se esconde de sí mismo y descubre en una isla gris, verde y húmeda que somos de donde se nos quiere y no de donde venimos.

La lluvia toca su canción y cada uno escribimos nuestra letra. A veces, con suerte, la melodía acompaña y nuestra ortografía es clara, precisa, como una mirada entre amantes que no saben decir mañana."


Ángel Gil Cheza nos presenta esta historia narrada en dos épocas separadas por más de mil años de distancia. Primero, nos encontramos con la historia de Josep, un joven valenciano, en la actualidad y después tenemos la historia de Thorgest y la conquista de Dublín en la era vikinga. Ambas historias tienen como nexo unitario a una hermosa joven: Eimear. 

****¡CUIDADO! CONTIENE SPOILER ****

Josep es un joven valenciano que regenta la librería que le dejó su padre en herencia. Una librería con poca afluencia de clientes. Todo los contrario de lo que le sucede a la nueva librería que han abierto cerca de su casa. Allí, las colas llegan hasta la calle e incluso, tiene expuesto un famoso incunable que no tardará en ser robado. Y ¿sobre quién recaerán las sospechas del robo? Sí, sobre el pobre Josep que, una noche de borrachera, no se le ocurre otra cosa que grafitear el escaparate de la nueva librería. A partir de ese momento, a Josep no que le queda otra que huir y lo hará hacia Irlanda, donde le ofrecen un humilde trabajo en un yacimiento arqueológico. Allí, poco a poco, se irá sintiendo identificado con los antiguos vikingos que poblaban la isla más de 1000 años atrás, y cuando se encuentre el esqueleto semienterrado de una joven irlandesa y él sea el encargado de destapar sus huesos, la simbiosis entre Josep y los vikingos será aún mayor.

Algo más de un milenio antes, cuando la  hermosa joven irlandesa se paseaba por esas tierras sin saber que sus huesos serían hallados y medio desenterrados por Josep, se vivía una época convulsa. El gran Brian Boru quería hacerse con el total del territorio irlandés por medio de guerras, saqueos, muertes y violaciones siendo el pueblo de Dublín su último gran desafío. En esta guerra no todos luchaban por ideales, muchos eran obligados o, como en  el caso de Thorgest, eran soldados a sueldo. La leyenda del gran Thorgest se extiende por toda Irlanda y muchos soldados solo querrán lugar si éste se encuentra en sus filas.

Eimear salvará y cuidará de Thorgest cuando su ejército sea traicionado. Pero no lo hará por un sentimiento puramente caritativo. La joven Eimear pretende ser fecundada por el valiente y famoso Thorgest para darle a Irlanda en un futuro un líder que lleve la Isla hacia la paz.

Y así, entre un tiempo y otro, Ángel Gil Cheza consigue atraparnos con su historia. Nos mete en el cuerpo el gusanillo de la curiosidad ¿qué pasará con Eimar y Thorgest? ¿Conseguirá Josep salir airoso de la desaparición del famoso incunable? ¿Podrá Josep seguir adelante con la exhumación de los huesos de la joven irlandesa?

                                                ****FIN DEL SPOILER ****

He de reconocer que la historia que más me ha atrapado es la que transucrre en el época de los vikingos con Thorgest como protagonista aunque, en algún momento, el desarrollo de batallas y rencillas políticas entre Brian Boru y el cobarde rey Sigtrygg se me han hecho un poco largas (más que nada porque personalmente no me gustan, me atraen más las historias personales, aunque he de reconocer que sin estas batallas no sería posible el desarrollo de la historia ni el desenlace de la propia novela). 

Me reitero en mi opinión sobre los autores noveles. Por ahora, la gran mayoría de los que he leído me han sorprendido muy gratamente. En el caso de La lluvia es una canción sin letra no solo la historia me ha gustado sino también la forma de escribir del autor, el uso del lenguaje y la calidad narrativa de la novela. 




Os recomiendo, además de leer la novela, que os paséis por la web del autor en la que encontraréis toda la información que deseéis y más: AQUÍ.

Saludos y felices lecturas

1 comentario:

  1. Seré obediente, tomo nota del libro (que tiene buena pinta para ser de un autor nuevo) y ahora mismito me paso por la web.

    Gracias. Un saludo!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...