29/10/12

Libros para no dormir...

¡Buenas tardes!

No sé vosotros pero yo tengo ya un frío horrible. Acabo de llegar de la calle y tengo las manos entumecidas del frío ¡me cuesta hasta escribir!

Hace unos días me preguntó una amiga qué libro de miedo le recomendaba para estas fechas. Y es que para el día de los difuntos, o más conocido como Halloween, quería meterse en la festividad y leer algo que le asustara un poco. Así que los libros que le recomendé a ella son los que os voy a recomendar también a vosotros. 

El primero que le recomendé fue El Exorcista de William Peter Blatty. Reconozco que me encanta (y a la vez me da un miedo atroz) todo lo relacionado con él: libro, películas, personajes...  Lo mío con El exorcista (y en concreto con la niña) es un poco masoca: me da terror pero no puedo aguantar la tentación de ver las películas o leer el libro y, claro, luego me tapo hasta la barbilla por la noche y soy incapaz de levantarme a oscuras.



"El terror comenzó tan discretamente que al principio pasó inadvertido.Pequeñas molestias en Regan, para las cuales Chris MacNeil, actriz y madre, encontraba fáciles explicaciones. Parecía como si Regan hubiera sido invadida por una personalidad diferente. ¿Era posible que anduviera suelta una fuerza demoníaca? Si los médicos y la psiquiatría no ayudaban, ¿el exorcismo podría ser la respuesta?"
                              



El segundo que le recomendé fue It de Stephen King. Otro que también me traumatizó bastante pero, gracias a Dios, no tanto para no soportar a los payasos.




"¿Quién o qué mutila y mata a los niños de un pequeño pueblo norteamericano? ¿Por qué llega cíclicamente el horror a Derry en forma de un payaso siniestro que va sembrando la destrucción a su paso? Esto es lo que se proponen averiguar los protagonistas de esta novela. Tras veintisiete años de tranquilidad y lejanía una antigua promesa infantil les hace volver al lugar en el que vivieron su infancia y juventud como una terrible pesadilla. Regresan a Derry para enfrentarse con su pasado y enterrar definitivamente la amenaza que los amargó durante su niñez.
Saben que pueden morir, pero son conscientes de que no conocerán la paz hasta que aquella cosa sea destruida para siempre."





Y como buena amante de la literatura Z no pude dejar de recomendarle uno de este género. Aunque los zombies no me provocan un miedo tan visceral como la niña de El Exorcista sí que me mantienen en continua alerta. Le recomendé la trilogía de Manel Loureiro y, en concreto, el primero, Apocalipsis Z



"¿Qué sucedería si un día al levantarse descubriese que la civilización se está cayendo en pedazos? Eso es lo que le sucede al protagonista de Apocalipsis Z, un joven abogado que lleva una vida tranquila y rutinaria en una pequeña ciudad española de provincias, hasta que un oscuro incidente médico en un remoto país del Caucaso tiene lugar. Paulatinamente lo que tan solo era una pequeña noticia breve en los periódicos se transforma en una epidemia de proporciones devastadoras que amenaza con aniquilar a toda la humanidad. A medida que la enfermedad se acerca devorando país tras país, el caos comienza a cundir en España."




Y tampoco faltó alguno de vampiros. Estos seres han perdido mucho, para mi gusto, desde que Stephenie Meyer los hizo brillar bajo el sol y los convirtió en un ídolo para las adolescentes. A mí los que me gustan son los vampiros malos, los que asesinan, los que atormentan a sus víctimas, los que beben sangre humana y disfrutan con ello. Vamos, los que dan miedo. No le recomendé Drácula de Bram Stoker sino un libro que leí hace mucho tiempo: La luz al final del túnel de Craig Spector y John Skipp 



"Nació de un poder maligno tan viejo como increíble. Fue abandonado a la puerta del infierno, y tuvo que descubrir por sí mismo los infinitos y terribles caminos de la oscuridad: un bebé monstruoso perdido en el bosque que alcanzó rápidamente la madurez. Puede ver tus sueños. Puede entrar en tu mente. Puede absorber tu espíritu y seducirte con sus ojos relucientes, y puede llevarte con él a un viaje que termina en un lugar mucho peor que la muerte, donde la lujuria y el hambre jamás consiguen satisfacerse... Eres su esclavo. Eres su alimento. Eres su ejército. Tiene tantas ganas de conocerte..."




La verdad es que como gran amante del género de terror le hubiese recomendado muchos más, entre ellos Los cuentos de Edgar Allan Poe, o los relatos de H.P. Lovecraft, pero creo que con estos cuatro ya se va a pasar unas cuantas noches con los ojos abiertos y mirando debajo de la cama.

Besotes y felices lecturas