16/5/19

Mis manías lectoras


Hasta que no cambié las estanterías de mi pequeña biblioteca y me puse a reordenar mis libros no me dí cuenta de la cantidad de manías lectoras que tenía. Y pensando en ellas, decidí que podría exponerlas aquí, a ver si coincido en algunas con vosotros y no me siento tan bicho raro.


1-Siempre uso punto de libro para marcar por dónde voy leyendo. Soy incapaz de doblar la esquina o poner algo que no sea expresamente un punto de libro. Y además, mis preferidos son los magnéticos. Y no solo eso, según voy avanzando la lectura el punto avanza conmigo (leo un par de páginas y avanzo el punto de libro esas dos páginas y sigo leyendo).

Los puntos de libro magnéticos son mis preferidos
2- Lo primero que hago cuando compro o me llega un libro es quitar la faja y tirarla. No la soporto.


3- No soporto que la sobre cubierta no esté bien colocada. Y no la quito para leer, así que la voy recolocando para que quede siempre perfecta.

Que esté así me pone de los nervios. He de ajustarla para que coincida con el libro

4- Me da mucha rabia que pongan una pegatina en la portada con el número de ediciones, el premio que haya ganado o el precio.

Si os fijáis, veréis que he intentado quitarla pero no se puede...

5- Cuando voy con un libro por la calle, rara vez lo llevo cogido por el lomo.No sé porqué pero me resulta más cómodo llevarlo con la portada para adentro.

 

6- Sin embargo, cuando dejo un libro sobre una mesa, silla, sofá.... siempre lo dejo con la portada hacia arriba.


7- No me gusta tener una misma trilogía, saga, serie.. en diferentes ediciones. La trilogía de Trajano de Santiago Postegillo me da mucha rabia porque me compré primero el segundo y tercer volumen en tapa dura y luego me regalaron el primero en edición de bolsillo ¡Queda feísimo!


7- A la hora de poner los libros en las estanterías intento ponerlos todos del mismo tamaño juntos, o al menos, de más alto a más bajo en orden.

No me gusta este "desbarajuste" de alturas pero está en la parte alta de la estantería y no lo veo.

8- En las estanterías, siempre pego los libros hasta la pared aunque sé que lo correcto sería dejar espacio para que entre aire y se ventilen.

 

9- Ya no presto ningún libro por tres razones:

       a) He dejado libros que no me han devuelto o han tardado años en devolvérmelos. Si a mi me dejan un libro, lo leeré YA, no se quedará en la estantería cogiendo polvo.

         b) Soy muy cuidadosa con los libros y alguno, tras prestarlo, me la llegado así:



        b) Por todo eso, he llegado a la conclusión que por el hecho de que yo tenga un libro en papel no me obliga a dejárselo a quién quiera leerlo. Si no comparto mi ropa ni mis zapatos... ¿por qué estoy obligada a compartir un libro?

Estoy segura que alguna manía me dejo en el tintero aunque nueve no son pocas ¿coincidimos en alguna? ¿Cuales son vuestras manías lectoras?

Besotes y Felices Lecturas


16 comentarios:

  1. Coincidimos en un montón de puntos. Yo tampoco soporto las "fajas", ni las pegatinas y me gusta tener las sagas con idéntica edición (aunque en algún caso, como El clan del oso cavernario, me falla). Y sí, he perdido un montón de libros por prestarlos, pero soy tonta y sigo haciéndolo XD
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo decidí que se acabó lo de prestar libros que me los devolviesen rotos o ni me los devolviesen. Les tengo mucho cariño.

      Besotes

      Eliminar
  2. Creo que mi manía lectora es que solo puedo leer un libro a la vez, soy incapaz de leer dos libros al mismo tiempo, y si empiezo un libro tengo que terminarlo sí o sí, es muy raro que abandone el libro... a no ser que sea muy, muy malo o de verdad no esté cogiendo la historia. A veces me pasa que dejo un libro a la mitad pero lo vuelvo a coger al cabo de un tiempo, por ejemplo El médico de Noah Gordon me costó 4 años terminarlo jajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, yo tampoco soy capaz de leer más de un libro a la vez. Pero sí puedo abandonar un libro si veo que no me gusta porque prefiero invertir el tiempo que le dedico a se libro a otro que me guste más ¡hay tantos libros que quiero leer que no quiero perder el poco tiempo que tengo en uno que no me guste!

      Besotes

      Eliminar
  3. Yo tampoco doblo nunca las esquinas de las páginas.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Hola, sígueme en mi blog, si te apetece. Un saludo https://sirmactres.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  5. Yo también coincido en muchas de tus manías. Yo diría que en todas...jejejeje! Besitos a ti también

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y seguro que tengo alguna más de la que no me acuerdo ahora, o que ni siquiera me doy cuenta que la tengo.

      Besotes

      Eliminar
  6. Me encantan estas entradas. Comparto algunas de tus manías. Yo también cuido mucho mis libros y los presto a personas muy concretas. Sin embargo, jamás tiro una faja. Sí que la quito para leer pero luego la vuelvo a colocar. En fin, manías de cada uno. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te guste esta entrada, he disfrutado mucho haciéndola. Lo de las fajas es curioso porque conozco a mucha gente que hace como tú, se las ponen cuando terminan el libro.

      Besotes

      Eliminar
  7. Yo también uso un punto de libro o algo similar, nunca doblo las hojas (bueno ahora uso el ebook y ahí imposible doblar nada).Con la sobre cubierta y a la hora de colocar los libros me pasa lo mismo que a ti. bsts

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra saber que no soy la única que tiene esas manías ¡ya no soy un bicho raro!

      Besotes

      Eliminar
  8. Hola!!! Coincidimos en todos los puntos jajaja. Hago exactamente lo mismo, aunque yo la sobrecubierta si se la quito cuando leo los libros, no puedo leer el libro si la lleva puesta... Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me gusta ver el libro con la sobrecubierta (normalmente, sin ella el libro tiene una portada de un único color) pero reconozco que a veces es un engorro leer con ella.

      Besotes

      Eliminar

  9. Coincidimos en muchas de esas manías. Lo de prestar los libros y que te los devuelvan fatal...me lo conozco. No, no estás obligada a prestar nada.
    Besos

    ResponderEliminar

Deja tu comentario ¡Me hará muy feliz saber tu opinión! :)