6/5/19

Reseña: "Bilogía- El día que se perdió la cordura", Javier Castillo

Lo malo de esperar mucho de un libro es que es fácil llevarte una desilusión. Lo bueno de no esperar nada es que suele sorprenderte para bien ¿Qué me ha parecido la bilogía El día que se perdió la cordura de Javier Castillo?





Nº de páginas: 300
Editorial: Suma de Letras
Idioma: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa Blanda
ISBN: 9788483659052

⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆

"Amor, odio, destino, extrañas prácticas, intriga y acción trepidante inundan las páginas de una novela que se ha convertido en todo un fenómeno editorial antes de su publicación en papel.

«A veces el destino nos pone a prueba para que sepamos que existe».

Centro de Boston, 24 de diciembre, un hombre camina desnudo con la cabeza decapitada de una joven. El doctor Jenkins, director del centro psiquiátrico de la ciudad, y Stella Hyden, agente de perfiles del FBI, se adentrarán en una investigación que pondrá en juego sus vidas, su concepción de la cordura y que los llevará hasta unos sucesos fortuitos ocurridos en el misterioso pueblo de Salt Lake diecisiete años atrás.

Con un estilo ágil lleno de referencias literarias -García Márquez, Auster, Orwell o Stephen King- e imágenes impactantes, Javier Castillo construye un thriller romántico narrado a tres tiempos que explora los límites del ser humano y rompe los esquemas del género de suspense."


Nº de páginas: 432
Editorial: Suma de Letras
Idioma: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa Blanca
ISBN: 9788483659052

⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆⇆

"Después del éxito arrollador de El día que se perdió la cordura, con más de 100.000 ejemplares vendidos y una gran acogida internacional, Javier Castillo regresa con una nueva novela que explora los límites del amor.

«A veces el amor te pone en el camino equivocado para que sepas cuánto duele».

A las doce de la mañana del 14 de diciembre, una joven llena de magulladuras se presenta desnuda en las instalaciones del FBI de Nueva York con varias notas amarillentas en la mano. El inspector Bowring, jefe de la Unidad de Criminología, intentará descubrir qué oculta la joven y su conexión con otro caso, el de una mujer que aparece decapitada horas más tarde y cuyo nombre coincide con el que estaba escrito en una de las notas. A medida que avance en la investigación se dará cuenta de que este caso abre antiguas heridas difíciles de cicatrizar."

Creo que es la primera vez que os traigo mi opinión sobre dos libros a la vez. Siempre, aunque se haya tratado de una bilogía, trilogía o saga, he ido libro por libro, pero esta vez he querido hacerlo así porque mi opinión en conjunto es mucho más positiva que si la hago libro a libro.

La opinión generalizada de estas dos novelas, es que la primera, El día que se perdió la cordura, es una novela increíble, muy buena y con grandes dosis de misterio, y que la segunda parte, El día que se perdió el amor, es peor novela, decepcionante y que baja el nivel. Sin embargo, mi opinión personal es totalmente diferente, de hecho, es casi opuesta.

Cuando he iniciado el post, he comentado que cuando se espera mucho de una novela, es fácil que nos decepcione. Eso es justo lo que me ocurrió con la primera parte. Había leído tan buenas críticas (aunque también las hay muy negativas) y me habían recomendado tanto El día que se perdió la cordura que lo empecé ansiosa, pensado que me encontraría posiblemente ante una de las mejores lecturas de este año. El batacazo fue tremendo.

La historia: un hombre aparece desnudo en mitad de Boston llevando la cabeza de una chica decapitada y la consiguiente investigación, la desaparición de Amanda y Carla hace 18 años, una secta que hace asesinatos rituales basándose en una notas con un nombre y una fecha...


La verdad es que sí, pinta muy bien. Sin embargo, la novela tiene muchos fallos argumentales, se nota o da la sensación de que al autor le falta documentarse sobre el curso de las investigaciones (falta profundidad psicológica a la investigación), no siempre utiliza las palabras correctas (no siempre el autor acierta a la hora de utilizar los sinónimos) y el final, para mi gusto, fue precipitado.

En la novela nos encontramos con un fenómeno "sobrenatural" (las notas con los nombres y la fecha de las mujeres que han de morir) que le da un toque muy original a la novela y que a mi me hace pensar en la trilogía de La Biblioteca de los Muertos de Glenn Cooper.

Esta novela, por si sola, me decepcionó, y mucho. Tampoco ayuda que el autor nos vaya "paseando" de un tiempo a otro: 1996, 25 de diciembre de 2014 Jacob, 24 de diciembre de 2014 Steven, desde el punto de vista de Amanda, desde el del Doctor Jenckins, desde el de Laura,  volvemos a 1996... Al principio cuesta acostumbrarse a estos saltos temporales y cambios de narrador.

Aún así, no quiero ser dura con ella ya que para ser la primera novela de Javier Castillo (entonces un autor novel) hay que reconocer que el argumento de la novela es muy bueno.

Sin duda, era un autor que prometía. Por eso decidí darle una segunda oportunidad y leer la segunda parte, El día que se perdió el amor. Por el chasco que me llevé con la primera y por las críticas, esta vez ya no tan positivas que había leído, esperaba más bien poco. Esperaba, eso sí, que aunque quizá la historia no fuese tan buena, sí mejorase la forma de escribir del autor.

Y me gustó. La intriga de la historia es cierto que quizá es inferior, al fin y al cabo ya sabemos qué son esas notas y por qué existen, incluso sin pensar demasiado, podemos saber desde el principio quién es la hermosa joven que aparece en pleno NY caminando desnuda, pero la historia sigue teniendo en suspense suficiente para mantenerte engancha a sus páginas. Además, hay una evolución en el autor, se nota una gran mejoría en su narración. Y eso hay que tenerlo muy en cuenta y valorarlo positivamente.


Por todo ello, es mejor dar mi valoración en conjunto, de toda la bilogía y no de cada novela por separado ya que si fuese así, suspendería. Como bilogía me parece muy recomendable para los amantes del suspense, pero sobre todo para aquéllos que se estén iniciando en los thrillers. Es una bilogía, en su conjunto, que al final me ha dejado buen sabor de boca y un buen recuerdo.

Dudo eso sí, que sean novelas que yo recomiende a priori si alguien me pidiese que le recomendara novelas de este género (las hay mucho mejores, la verdad), sin embargo, si alguien me preguntase "Oye ¿Qué tal las novelas de Javier Castillo, las de El día que se perdió la cordura y el amor, me las recomiendas?" Entonces, sí, diría que se pueden leer, que son entretenidas y cumplen su cometido aunque considere que la fama que tienen quizá sean un poco inmerecida.

Como he dicho antes, es un autor que promete y que ha evolucionado de una novela a otra, por eso voy a seguirle la pista y no creo que tarde en leerme Todo lo que sucedió con Miranda Huff.



Besotes y Felices Lecturas




7 comentarios:

  1. ¡Hola!
    A mí estos libros me sorprendieron un montón sobre todo, el primero que me encantó. El segundo aunque me gustó me decepcionó un poco.
    Besitos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El primero tiene un argumento muy original aunque la forma en que está escrito no sea de mi agrado.

      Besotes

      Eliminar
  2. A mi también me ha pasado de esperar mucho de una novela y luego no "es para tanto". Me alegra que la segunda te haya gustado más. Las tramas de las dos están muy bien, sobre todo la primera como dices. bsts

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, al final, la unión de ambas novelas me ha gustado.

      Besotes

      Eliminar
  3. A ver si me pongo con este autor que aún no me he estrenado.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Tengo muchas ganas de leerlo!
    Espero hacerlo pronto.

    Besotes

    ResponderEliminar

Deja tu comentario ¡Me hará muy feliz saber tu opinión! :)