3/8/13

Reseña: "El Cementerio de la Alegría", José Antonio Castro Cebrián



Nº de páginas: 384 págs.
Encuadernación: Tapa blanda
Editoral: MARTINEZ ROCA
Lengua: ESPAÑOL
ISBN: 9788427038882


¡Buenos días!

Hoy os traigo la reseña de la novela de José Antonio Castro Cebrián, El Cementerio de la Alegría. Con esta reseña (y es probable que con alguna más) participo en el reto, como os comenté, del Mes de las No-Novedades del blog Cruce de Caminos.




"Adiel es un joven huérfano que nunca llegó a conocer a su padre; de su madre, que murió a los pocos años de darle la vida, apenas conserva algún vago recuerdo. Al amparo y cuidado de su tutor, Tito Donabella, propietario de una modesta joyería en un modesto pueblo de ninguna parte, ha crecido llevando una tranquila y anodin a vida, pero un día todas las certezas en las que ha creído comienzan a desmoronarse irremisiblemente. La causa de ello será la misteriosa aparición de un hombre en la joyería y el extraño encargo del que les hará responsables tanto a Adiel como a Donabella: cuidar de una pequeña caja marrón que nunca, bajo ninguna circunstancia, deben abrir hasta que él se lo indique. ¿Pero qué contiene la caja? Un legado maldito: vidas robadas en el pasado..

El Cementerio de la Alegría es una fascinante novela que da una vuelta de tuerca más al género del thriller. Una vieja leyenda que hunde sus raíces en el tiempo, la historia silenciada del cementerio de la Alegría, una atmósfera asfixiante donde todo el mundo tiene algo que ocultar, la nunca explicada desaparición del padre de Adiel, promesas rotas y juramentos en falso..., todo ello se une en la búsqueda de un legado por el que los protagonistas estarían dispuestos a sacrificar lo más preciado."



La historia se sitúa unas décadas después de la Guerra Civil Española (pero si soy sincera, no he sabido ubicar la fecha exacta) con un muchacho, Adiel, que vive en un aburrido pueblo en mitad de ninguna parte. Su vida transcurre sin sobresaltos, sin aventuras y sin emoción alguna. El muchacho vive con su tutor, Tito Donabella, que regenta una pequeña joyería. Toda su vida transcurre en esa joyería, con su amigo Nano y con su amiga y amada Dulce. Pero todo cambia el día que un forastero le encarga a su tutor, a cambio de una importante suma de dinero, guardar en la caja fuerte una pequeña y misteriosa caja metálica. A partir de ese momento, la vida de Adiel se precipita hacia adelante, y deja de ser dueño de su destino. 

Se embarcará, sin apenas darse cuenta, en la búsqueda del "tesoro" de su desaparecido padre, se verá envuelto en asesinatos, intrigas, mentiras y extorsiones. Descubrirá que todos los que le rodean tienen una cara oculta y que nada es lo que parece. Dejará de ser un niño para convertirse en un hombre antes  de tiempo.



He aquí otra novela que me he leído en cuatro días y es que desde que la empecé no he podido soltarla. La historia engancha desde el primer momento, está bien escrita (aunque algunas veces me patinaban las reflexiones del protagonista) y los personajes bien definidos. 

 Los personajes, la gran mayoría, no son 100% buenos ni malos, son ambiguos y, prácticamente todos, están guiados por su propio interés. Son pocos los que actúan por el mero hecho de ayudar, todos buscan algo, todos esconden algo. Te demuestra, así, que la naturaleza humana siempre tiene dos caras y que no siempre la que se muestra es la auténtica.

Sin embargo, no puedo decir que la historia me haya sorprendido, no ha habido, salvo en la última página, ningún momento en el que haya dicho "vaya, eso no lo esperaba", más bien ha sido una sucesión de hechos que han ido confirmando mis sospechas.

Me ha dejado su lectura un cierto sabor agridulce. La novela ha cumplido totalmente las expectativas que tenía puestas en ella, pero después de tanto batallar, tanto perseguir y huir, tanto extorsionar y golpear me esperaba un final apoteósico,  espectacular. Pero no, el final simplemente llega. Tranquilo y sin aspavientos. Aunque ahora, bien mirado, comprendo que es el final que le corresponde a la novela. No estamos ante una historia donde hay grandes héroes y heroínas que luchan por un mundo mejor. Estamos antes personajes que bien pueden existir de verdad, con sus penas, defectos, virtudes y añoranzas. Personajes que solo quieren sobrevivir y que hacen todo lo posible para conseguirlo.

Y ahora, escribiendo la reseña, me estoy dando cuenta que la novela me ha calado hondo. O la sensación que me ha dejado la novela, más que la historia en sí. Por que a mí, esta novela, ahora que ya la he leído y he reflexionado sobre ella, me ha dejado una sensación de paz, de que las cosas suceden así y que no siempre podemos luchar contra nuestro destino.

Os recomiendo su lectura y me gustaría, que si la leéis, pasarais por aquí para decirme qué os ha parecido, si os ha dejado la misma sensación que a mi y si como yo, la habéis leído en menos de una semana.

Besotes y felices lecturas